El guardián entre el centeno J. D. Salinger

Ficha técnica

external image el-guardian1.jpg


  • Título: El guardián entre el centeno


  • Autor: Jerom David Salinger

  • Editorial: Alianza Editorial

  • Edición: Madrid; 2007

  • Nº de páginas.: 266


  • Título original: The

catcher in the Rye


  • Traducción: Carmen Criado


J D Salinger


“Considero bastante subversivo el hecho de

que el sentimiento de anonimato-oscuridad es la segunda propiedad de más valor que un escritor pueda tener en sus años de trabajo.” J. D. Salinger

Como al autor le gustaba el anonimato no me extendere mucho con su biografía. Además, aquí teneis su biografia y aquí un amplio trabajo sobre su vida y obra.

J D Salinger fue un escritor estadounidense nacido en Nueva York. No destacaba mucho en los estudios pero desde joven le gustaba escribir. Participó en la Seguna Guerra Mundial desembarcando en Normandía, esto le causó un fuerte impacto emocional que se reflejaría en toda su obra.


J. D. Salinger
J. D. Salinger

Consiguió el éxito en 1951 con El guardián entre el centeno, un libro muy po

pular entre los jóvenes que consiguió el éxito rápidamente e incluso fue censurado. Después de obtener la fama, Salinger se mudó a New Hampshaire dónde permaneció prácticamente aislado el resto de su vida, evitando conceder entrevistas y sin publicar casi nada.

Falleció de causas naturales a los 91 años el 27 de enero de 2010.

Escritor "de talento infinito", como le definió Ernest Hemingway tras conocerle en París durante la segunda guerra mundial, años antes de que publicara su obra magna, Sali

nger llevaba lejos de la vida pública prácticamente cinco décadas, cuando tras el inesperado éxito de El Guardián entre el centeno, convertido en best seller el mismo año de su publicación, 1951, decidió abandonar Nueva York e instalarse en el campo, en la misma casa en la que falleció. Se acercaba así al deseo del mordaz y afilado protagonista de su novela, Holden Caufield, quien en un pasaje del libro afirma: "me gustaría encontrar una cabaña en algún sitio y con el dinero que gane instalarme allí el resto de mi vida, lejos de cualquier conversación estúpida con la gente".

BARBARA CELIS - Nueva York - 28/01/2010



Obra


El guardián entre el centeno se publicó el 1951 en los Estados Unidos y obtuvo mucho éxito a la vez que críticas a causa de su lenguaje obsceno y por mostrar abiertamente la sexualidad y la ansiedad de los adolescentes. Esta novela fue la más prohibida a la vez que la segunda más estudiada en los institutos estadounidenses.

En el libro aparecen referencias al alcohol, las drogas y la prostitución y sus censuradores veían que esto podría instigar a las masas. Además, grandes asesinatos de la historia han tenido relación con el libro:


  • Mark David Chapman, conocido por asesinar a John Lennon en 1980, portaba este libro en el momento de su arresto.
  • John Hinckley Jr, (que intentó asesinar a Ronald Reagan en 1981) también declaró que estaba obsesionado con el libro.
  • Robert John Bardo, asesino de Rebecca Schaeffer portaba el libro cuando visitó el apartamento de ésta el día de su asesinato.

Extraído de http://es.wikipedia.org/wiki/The_Catcher_in_the_Rye



Resumen


La novela la narra el protagonista Holden Caulfield, un adolescente de 16 años, en primera persona. Holden dice que nos va a narrar unos hechos que le ocurrieron las pasadas Navidades.

A Holden le han expulsado de Pencey, su colegio, por sus malas notas, ha suspendido cuatro de cinco, sólo ha aprobado Literatura, la narración empieza el día de un importante partido en Pencey pero que no importa nada al protagonista, así que se fue a despedirse del profesor Spencer, pero este le empezó a regañar y Holden se cansó y se fue bastante deprimido.

En su habitación encontró a Ackley, un guarro a quién le caía bien poca gente y charlaron un rato, entonces llegó Stradlater, el compañero de habitación de Holden y Ackley se fue, Stradlater le pidió a Holden que le escribiera una redacción ya que él tenía una cita con Jane, un antiguo amor de Holden, a quién no le gustó mucho la idea de la cita.

Por la noche, Holden se fue con Ackley y un compañero a ver una película y a comer una hamburguesa, cuando regresaron Holden hizo la redacción, describió el guante de béisbol con poemas escritos que le había dado su difunto hermano Allie. Stradlater dijo que no le gustaba y Holden se cabreó y la rompió.

Holden estaba preocupado por Jane y le preguntó a su compañero si se la había tirado, empezaron a insultarse y al final Stradlater le dio un puñetazo. Holden se fue a la habitación de Ackley y se tumbó pensativo en la cama vacía mientras hablaban un rato.

Holden decidió irse esa misma noche así que hizo las maletas y se fue andando a la estación, en el tren conoció a la madre de Ernest Morrow, un imbécil de Pencey, sin embargo su madre era muy maja y estuvieron hablando un poco, Holden mintió sobre su identidad aunque después se sintió mal.

Al llegar cogió un taxi hacia un hotel llamado Edmont, allí decidió llamar a una exnovia de un amigo a quién no le importaba hacerlo de vez en cuando pero ella no podía quedar así que lo dejaron.

Después de eso se fue al bar del hotel pero el camarero no quiso traerle una bebida alcohólica ya que tenía dieciséis años. Allí conoció a tres chicas un poco cortas y bailó con ellas, se encariño de la rubia, la más guapa, pero ellas se fueron pasado un rato.

Después se sentó el vestíbulo y pensó en una vez que estuvo en el cine con Jane, al final decidió irse a un bar llamado Ernie, un sitio en el que tocaba un pianista llamado Ernie que era muy bueno pero se lo tenía bastante creído. Allí se encontró a una chica que había salido con su hermano D. B. y que ahora iba con un oficial de la marina. Ella le ofreció unirse a ellos pero Holden dijo que no pensando en lo falsa que era ella.

Volvio andando hacia el hotel y pensando que muchas veces no tenía valor para enfrentarse a los demás. Cuando estaba en el ascensor, el ascensorista le ofreció un polvo con una prostituta por cinco dólares o por quince toda la noche. Holden era virgen y estaba bastante deprimido así que aceptó por cinco dólares, pero cuando la chica llegó a la habitación se le pasaron las ganas, así que le soltó una mentira y le dio los cinco dólares aunque ella afirmaba que eran diez. Al cabo de un rato volvieron ella y el ascensorista a por sus diez dólares y, después de discutir, el ascensorista le atizó un puñetazo y le cogieron el dinero.

Apenas durmió esa noche y por la mañana llamó a una amiga, Sally, para quedar por la tarde y después se fue a Brodway a comprarle un CD bastante difícil de encontrar a su hermana Phoebe, después intentó llamar a Jane, pero lo cogió su madre así que colgó.

Sacó las entradas para ver una obra con Sally y se fue a un parque para darle el disco a su hermana pero hacía mal tiempo y ella no estaba, una chica le dijo que quizás estaba en el museo, fue hacia allí y recordó viejos tiempos aunque al final no entró. Pidió un taxi y volvió a Baltimore.

Al llegar Sally pensó que era guapísima y se enamoró de ella temporalmente, en el intermedio de la obra Sally se encontró a un conocido y se empezaron a contar batallitas. Al final Holden y ella fueron a patinar y a tomar algo, se pusieron a hablar y a Holden se le fue la olla, le propuso fugarse con él a Massachusets, ella se negó, discutieron y al final se cabrearon mucho.

Holden volvió a probarlo con Jane, pero no contesto nadie, así que llamó a Carl, un antiguo compañero con el que quedó por la noche. Fue al cine para matar el rato aunque lo odiaba, al salir se dirigió al bar en el que había quedado, allí hablaron de sexo y psicología. Carl se marchó y Holden siguió emborrachándose, después llamó a Sally pero ella notó su estado y le dijo que se fuera a casa.

Cuando salió del bar se le rompió el disco de Phoebe, se fue a Central Park y allí le empezó a coger frío y se puso a pensar en pulmonías, se asustó y decidió colarse en casa para hablar con su hermana. Tuvo suerte porque sus padres estaban en una fiesta y solo estaba su hermana, la despertó y ella le habló de una obra de teatro que habían ensayado en el colegio. Phoebe descubrió que le habían expulsado y le dijo que sus padres le matarían. Él le contó que odiaba Pencey pero ella le contestó que no le gustaba nada, Holden afirmó que le gustaba Allie, un chico que había conocido, ella y ser el guardián entre el centeno (una referencia a una canción).

Holden llamó a Antollini, un exprofesor suyo, y este le dijo que podía quedarse en su casa, entoces llegaron sus padres y él tuvo que apañarselas para irse, al llegar a casa de Antollini hablaron de sus notas y del futuro, después se fueron a dormir. Al despertarse, Holden vió a Antollini muy cerca de él y con la mano en su cabeza, se pego un susto y dijo que tení que irse a recoger las maletas. Holden pensó que no le gustaba nada cuando a la gente se le despertaba el lado homosexual hacia él.

Durmio un poco en la estación y se fue a desayunar, conoció a unas monjas muy simpáticas. Pensó en ir hacia el oeste y trabajar poniendo gasolina, haciendose pasar por sordomudo y casarse con una chica sordomuda. Quisó despedirse de Phoebe y se fue a esperar a que saliera del colegio en el museo.

Cómo él le había dejado una nota diciendole que quería despedirse ella llegó con las maletas para pedirle si podia ir con él, este se negó y ella echó a llorar, al final él le dijo que se quedaba y la llevó al zoo y después a un tío-vivo. Empezó a llover pero Holden siguió mirandola. Al final volvieron a casa y Holden enfermó.

Ahora dice que no quiere pensar en el futuro aunque muchos le pregunten que va a hacer, acaba el libro diciendo: “No cuenten nunca nada a nadie. Si lo hacen empeezarán a echar de menos a todo el mundo.”



Personajes


La novela no consiguió el éxito gracias a su argumento sino gracias a su protagonista: Holden Caulfield. Este chico se ha convertido en un símbolo para los adolescentes y para todos aquellos que se sienten solos y desgraciados.

Holden es un chico de 16 años al que no le gusta estudiar, además, es un gran mentiroso, Holden se siente cómo si el mundo le hubiera girado la espalda. Las cosas le empiezan a salir mal y a medida que avanza la novela él se encuentra más deprimido. Salinger consigue recrear la visión de un adolescente de forma magnífica, Holden se siente solo y cree que toda la gente que le rodea excepto unos pocos son unos falsos, unos hipócritas y unos creídos. Esta visión supongo que la hemos tenido muchos aunque Holden realmente tiene una familia que le quiere.

El protagonista nos narra los hechos con un vocabulario un poco pobre pero muy adecuado a él, además, el hecho que creo que hace más interesante la novela es la enorme cantidad de veces que aparecen los pensamientos de Holden ya que son unos pensamientos muy interesantes, primero su visión del mundo y de los que le rodean y luego el hecho de pensar cosas muy extrañas y que veces se la va la olla, una cosa que desde fuera no se puede comprender pero que, al leer sus pensamientos, puedes llegar a sentirte identificado.

Ahora hablaré un poco de los personajes que le caen bien a Holden ya que los otros los describe más o menos igual a todos:

Sus padres: dice que no le caen mal, que son buenas persona aunque a veces se preocupan demasiado.

Allie: su difunto hermano, murió de leucemia. Holden nos cuenta que es muy inteligente y que caía bien a todo el mundo. Es una de las cosas que le gustan cómo le cuenta a Phoebe en su conversación.

Phoebe: su hermana pequeña, es una chica muy inteligente y sabe bailar muy bien, además es muy madura y también muy sensible y cariñosa cuando quiere, es casi la única persona con la que Holden se siente a gusto hablando.

Jane: es una chica que Holden conoció un verano a causa de un problema con su perro, solían jugar a las damas y Holden acabó enamorándose de ella aunque aún no se lo ha dicho, cuando se entera que Stradlater tiene una cita con ella se pone muy nervioso. En una parte del libro recuerda una vez que fueron al cine y estuvieron haciendo manitas aunque finalmente no pasó nada.



Valoración personal


He disfrutado mucho leyendo este libro, es diferente de lo que estoy acostumbrado a leer y me ha chocado mucho la forma que tiene Salinger de describir la adolescencia porque me parece una forma muy adecuada de hacerlo y, además, me he sentido identificado completamente con el protagonista. Sin tener en cuenta la acción, mirando sólo las deliberaciones de Holden creo que yo podría haber sido el protagonista.

Las acciones que pasan en el libro no son gran cosa y de hecho el argumento apenas tiene interés, pero la visión en que se narra es muy buena, se consigue expresar esa incertidumbre ante la vida y ese desprecio ante los otros y esos pensamientos extravagantes difíciles de expresar con palabras que supongo que muchos hemos pasado en alguna etapa de nuestras vidas.
Voy a concluir recomendando el libro a todo aquél que no se lo haya leído ya que creo que Salinger tenía una forma de escribir muy buena y porqué creo que esta es una gran novela.




Marçal Peguera


external image 474332297c128d7afabhu8.jpg