el_guardian.jpg

Ficha técnica

guardiancenteno.jpg
  • Título: El guardián entre el centeno.
  • Título original: The Catcher in the Rye.
  • Año de publicación: 1951.
  • Autor: Jerome David Salinger.
  • Traducción: Carmen Criado.
  • Editorial: Alianza Editorial.
  • Año de la primera edición en la editorial: 1978
  • Número de páginas: 227
  • Número de capítulos: 22








Un autor peculiar: J. D. Salinger



La cantidad de biografías del autor en Internet es muy grande. Aquí , por ejemplo, tenéis una de muy completa.
Así, me voy a centrar en los rasgos biográficos que me parecen de más relevancia en nuestra obra.


Jerome David Salinger nació en Nueva York en 1919. Su padre era un comerciante judío y su madre, católica, se convirtió también al judaísmo al casarse. Ésta situación religiosa de su familia también la vemos reflejada en los padres de Holden (el protagonista de El guardián entre el centeno), y en sus reflexiones espirituales a lo largo del libro.

Vivió su juventud en Manhattan e hizo tres años de estudios en la Academia Militar de Valley Forge, en Pensilvania.

Como soldado, participó en el desembarco aliado en Normandía, periodo durante el cual escribió algunos cuentos. Su participación en la Segunda Guerra Mundial le provocó un gran impacto emocional, que se percibe especialmente en el libro Un día perfecto para el pez banana, que narra la historia de un ex soldado suicida.
Sin embargo considero que esta herida emocional que le provocó la guerra también es uno de los factores claves de este odio, asco y desencanto hacia todo el mundo que vemos en El guardián entre el centeno.

También cabe destacar su vida sentimental. Salinger se divorció dos veces. De este modo vemos otre vez como el autor se dibuja a si mismo en el carácter de Holden. Uno de los elementos más destacados del personaje es su inestabilidad emocional delante de las personas, especialmente las mujeres. Tan pronto las quiere y esta profundamente enamorado de ellas como las odia.

En 1951, Salinger publica la que se convertirá en su obra magna. The Catcher in the Rye, conocida en castellano como El cazador oculto en 1961 y como El guardián entre el centeno en 1978. La historia, en la que apenas ocurre nada notable, la narra Holden Cauldfield, en primera persona, y explica la visión del mundo de este adolescente rebelde, inmaduro y ecléctico.

El libro se convirtió en un clásico de la literatura americana al cual van asociadas también muchas críticas. Estas, hacen referencia al vocabulario ofensivo y a las referencias al alcohol y a las drogas.La obra es por otra parte polémica y misteriosa por su relación con conocidos asesinatos. Por ejemplo, Mark David Chapman, el asesino de John Lennon, llevaba este libro en el momento de su arresto.

Después del gran éxito de dicha novela, Salinger se aisla del mundo. Siguió la escapatoria que Holden planeo: alejarse del mundo, apartarse de toda la gente que le conocía. Es tanto su aislamiento desde este momento que no encontramos ni gran cantidad de fotos ni tampoco información biográfica. Salinger intento por todos los medios proteger su intimidad.

Años después su hija publicaría un libro llamado El guardián de los sueños, en el que hace una dura y polémica critica a su padre.


Sinopsis


Seguidamente os muestro un fragmento de la película Seis grados de separación, donde Will Smith nos hace una magnífica sinopsis de El guardián entre el centeno.



Temas que trata el libro


El tema principal del libro es la adolescencia. Aún así, vemos una gran cantidad de temas secundarios, que aparecen del primero. La religión, la muerte, la vida, el odio, la amistad, el sexo, son algunos de los temas que se abordan en el libro mediante las reflexiones de Holden.

Descripción de los personajes


En el libro vemos una gran cantidad de personajes. Como es imposible analizarlos todos, me voy a centrar en los que tienen verdadera relevancia en el libro.

  • Holden Culfield:
Es el protagonista. Es un joven de 17 años, alto y delgado, que durante todo el libro se dedica a analizar las personas, sus pensamientos y a él mismo. En cierta manera es un chico con mucha sensibilidad. Odia la falsedad y la hipocresía de los hombres. Este odio hacia la falsedad le hace también odiar cosas como el cine, o ciertas expresiones comunes como por ejemplo “encantado de conocerte” que a menudo decimos sin pensar en su verdadero significado. Por otra parte esta sensibilidad le convierte en un maniático: llega a odiar a personas sólo por decir una palabra que él encuentre horrorosa.
Si nos fijamos es irónico, porque aunque detesta la falsedad, se auto define como "el mentiroso más fantástico que puedan imaginarse".
En su vida sólo hay dos personas que se queden completamente alejadas de su odio: su hermano Allie, que está muerto, y su hermana Phoebe.
A Holden le han expulsado de varios colegios y él mismo se considera “el único tonto de su familia”.


  • Phoebe Culfield:
Es la hermana de Holden. Tiene 10 años. Es alta para su edad, delgada y pelirroja. Según su hermano es muy guapa. Ellos dos se quieren muchísimo.
Phoebe es muy inteligente, tiene la capacidad de entender siempre aquello que le explican. Por otro lado es muy sensible, aunque cuando se enfada tiene mucho carácter.
Tiene gran habilidad para el baile e igual que sus hermanos, le gusta mucho leer.

  • Allie Caulfield:
Es el hermano de Holden que murió de leucemia. Era pelirrojo, y poseía una inteligencia fuera de lo normal. Él y Holden se querían muchísimo, de hecho, Holden nos cuenta que el día que su hermano murió se cerró en el garaje y se paso toda la noche rompiendo todo lo que pudo hasta que se le rompió la mano. Holden, años después de su muerte, aún habla a veces con él cuando está triste o nervioso.

  • D.B Caulfield:
Es el hermano mayor de Holden y Phoebe. Era escritor de cuentos hasta que se fue a trabajar a Hollywood. Para Holden, esto de pasarse a la industria del cine fue prostituirse. Éste es el motivo porqué no le quiere tanto como a sus otros dos hermanos. Aún así, Holden le admira.

  • Jane Gallagher:
Es la mejor amiga de Holden. Es inteligente y guapa y Holden está enamorado de ella, aunque nunca lo dice literalmente.

  • Stradlater:
Es el compañero de cuarto de Holden en Pency. Es guapo, aunque un chulo y un creído. Por otro lado no es mala persona, es bastante generoso, pero con su chulería lo estropea todo.
Stradlater sale una noche con Jane y dice a Holden que lo ha hecho con ella. Esto acaba con una pelea entre los compañeros de cuarto. Por este suceso, Holden decide escaparse de Pency y empezar las vacaciones antes de lo previsto.

  • Robert Ackley:
Vecino de habitación de Holden y Staadlater. Es muy feo y tiene la cara llena de acné. No es muy amable, de modo que todo el mundo le odia y él odia a todo el mundo. Este odio no tiene nada que ver con el de Holden. Es diferente, menos reflexivo, más impulsivo, que le convierte en un marginado.

  • Profesor Spencer:
Es el profesor de historia que tiene Holden en Pency. Es un señor muy viejo y amable. Es el único profesor de Pency que le gusta a Holden.

  • Profesor Antolini:
Es un exprofesor de una escuela donde estuvo Holden. Es un hombre joven, de algunos años más que D. B, y amigo de éste y de Holden. Es muy inteligente y muy buena persona y, de todos los profesores que ha tenido Holden, es al que le guarda más respeto.

Algunos de estos personajes, como el hermano de Holden D. B o Jane, no aparecen en el libro, sino que los vemos sólo en los pensamientos de Holden mediante las descripciones que él hace de ellos. De este modo aparecen otros muchos personajes, como por ejemplo James Castle, un antigo compañero que a penas conoció, pero por el cual guarda el más profundo respeto porque prefirió suicidarse antes que retirar su palabra.

Resumen


La historia empieza cuando el protagonista, Holden, se dispone a explicarnos, desde un lugar donde se está reponiendo, probablemente un hospital, lo que le sucedió las Navidades anteriores.

Empieza todo una tarde de sábado. A Holden le han echado de su colegio llamado Pency, por el desastre que fueron sus notas. Sólo había aprobado literatura y lengua.

Aquella noche su compañero de cuarto, Stradlater, le pide que le haga una descripción que le habían encargado en lengua, pues él había quedado con una chica. Holden aceptó, pero durante el rato en que su compañero estuvo fuera no pudo dejar de preocuparse. Holden estaba enamorado de la chica con la que había quedado Stradlater, Jane Gallagher.

Cuando Stradlater vuelve, Holden le pregunta preocupado qué tal ha ido. Su compañero le contesta que muy bien, que no habían ni bajado del coche, que lo habían hecho.
Aunque Holden conocía muy bien a Jane y sabía que aquello no era verdad, le dio tanta rabia que no dejó de insultar a Stadlater hasta que acabaron peleándose.

Después de la pelea Holden intenta calmarse hablando con el chico de la habitación de al lado, Akley, pero la poca amabilidad de éste no le ayuda de ningún modo.
Así Holden decide abandonar Pency aquella misma noche, en vez de esperarse al miércoles a que empezaran las vacaciones.

Holden llega a Nova York. Primero se aloja en el hotel, y después va de salón de fiesta a salón de fiesta, describiéndonos detalladamente, pero desde un punto de vista muy propio, cada persona con la que se encuentra.
Al volver al hotel el ascensorista le ofrece una prostituta ( Sunny ) y él acepta. Ésta llega a la habitación de Holden pero se arrepiente de haberla hecho venir y le paga sin que hayan hecho nada. Poco rato después llaman a su habitación Maurice, el ascensorista, y Sunny, diciéndole que les debe cinco dólares. Maurice, después de intentar que el chico le de el dinero, pega a Holden, y Sunny le roba estos cinco dólares de la cartera.

El día siguiente, domingo, abandona el hotel, pues no le hacía mucha gracia volver a encontrarse con el ascensorista.
Decide ir a guardar sus maletas en la estación donde conoce unas monjas muy amables con las que él se muestra muy generoso.
Por la tarde queda con su exnovia, Sally, para ir a ver una obra de teatro. Sally era muy guapa, y el encuentro iba bastante bien, pero al final Holden lo acaba estropeando todo y Sally vuelve a su casa triste y enfadada.

Aquella noche de domingo, la soledad y la incerteza de su futuro, de qué va a ser de él, se apoderan de Holden. En algún momento Holden incluso llega a verse a si mismo muerto, y lo curioso es que no le da pena por si mismo morirse, sino por la pena que sentirían sus hermanos y sus padres, y por la rabia que dice que le haría que un montón de cretinos le vieran allí muerto.
Pero de pronto hay algo que la hace salir de este pesimismo. Decide que se irá, que irá a vivir a un lugar donde nadie le conozca, donde pueda evadirse del mundo y de la gente.

Decide ir a su casa, a visitar a su hermana Phoebe antes de irse.

Su hermana le recibe con un fuerte abrazo y se muestra muy contenta hasta que descubre que han echado otra vez a su hermano. Entonces se enfada con Holden y éste intenta justificarse diciendo que en aquel colegio todos eran unos cretinos y que no le gustaban nada. Phoebe le pregunta si hay algo que le guste, y Holden, después de vacilar un poco recuerda una canción que ha oído cantar a un niño por la calle y le responde que sí. Hay una cosa que le gustaría ser, le gustaría dedicarse a proteger los niños de la canción, que se encuentran jugando en un campo de centeno donde hay un abismo. Así, él quiere ser el guardián entre el centeno, que protegería a los niños para que no se cayeran por el abismo.

Después de marcharse de su casa, evitando que sus padres le encontraran dentro, se aloja en casa del profesor Antolini, que le intenta hacer reflexionar, y mostrarle que el estudio es la única forma que tiene para llegar donde quiera llegar, y cuando descubra donde quiere llegar será ya demasiado tarde.

Holden se despierta al alba cuando siente que alguien le acaricia la cabeza. Era el profesor Antolini. Holden se cree que su profesor es un pervertido, se da un espanto tremendo y huye rápidamente de la casa del profesor.

Vuelve a la estación donde tiene guardadas las maletas y acaba de pasar la noche allí.
Después de desayunar, va al colegio de su hermana y le deja una nota para que puedan encontrarse al mediodía. Holden ha decidido marcharse aquel mismo día, pero quiere primero despedirse de su hermana.

En el encuentro con Phoebe ésta se presenta con una maleta y dice que se quiere ir con su hermano. Holden se enfada primero, pero finalmente cambia de idea y decide afrontar su expulsión y presentarse en su casa. La causa de este cambio es su hermana, él la quiere, y el hecho de verla le provoca a Holden un sentimiento muy feliz, que contrasta con el pesimismo vivido durando todo el libro.

Forma y Estilo
Desde buen principio del libro el vocabulario ya es escaso y vulgar, pero a medida que vamos avanzando la repetición de palabras y expresiones vulgares se exagera. Probablemente el autor hace uso de esta poca variedad léxica y de este vulgarismo para expresar la rebeldía de Holden.

En algunos casos es maravilloso como Salinger llega a esta precisión descriptiva con esta escasez de palabras.



Conclusión y opinión personal




El guardián entre el centeno es una novela cuya máxima importancia no la trae el argumento, sino la calidad de las descripciones y razonamientos sobre la psicología de los personajes y del mundo. Holden, se dedica a analizar uno a uno cada personaje, resaltando los aspectos que le provocan odio o admiración. El relato es bastante pesimista así que en la mayoría de los casos resalta más los aspectos negativos, o más bien dicho, que a él no le gustan.

Ésta descripción pesimista es presente en todo el libro, pero se ve especialmente acentuada desde el momento en que llega a Nova York. Hasta este momento, la narración pesimista puede entenderse irónicamente, pero desde el momento en que llega a Nova York la tristeza y la soledad de Holden llagan a invadir el lector y se llega a sentir el propio sentimiento del personaje. Creo que la genialidad de este libro se encuentra en su capacidad de infectar al lector con los sentimientos de los personajes.

Creo que en cierta manera es posible que me sienta identificado con Holden. Yo también he sentido este odio hacia la falsedad de muchas personas, y sin duda estoy seguro que igual que Holden, mi actitud es también contradictoria con este odio. Pero Holden es completamente exagerado. Su pesimismo y estado de depresión llega hasta el punto de decir que, en un cierto momento, se abría suicidado si hubiera sabido que taparían su cuerpo rápidamente para que nadie le viera. Holden no tiene miedo a la muerte. Incluso dice en un momento que si hubiera que tirar otra bomba atómica se presentaría voluntario para sentarse encima en el momento en que la tirasen.
Aunque a mi me parece que esto no es más que una ironía, Holden, insiste diciendo varias veces "os lo juro", así que dudo de si realmente su pesimismo llega hasta este punto suicida, o es simplemente una sádica ironía.

No estoy seguro de que el libro me haya gustado, pero de lo que si que estoy seguro es de que es un buen libro. El libro malo es aquel que te deja indiferente.

No creo que El guardián entre el centeno pueda dejar indiferente a nadie. El continuo análisis de las personas que hace Holden, obliga a reflexionar sobre que tipo de persona eres, sobre que tipo de personas son las que te rodean, y sobre la falsedad de muchas.